READING

Mujeres Agrónomas: Eugenia Díaz Aedo, una profesio...

Mujeres Agrónomas: Eugenia Díaz Aedo, una profesional destacada del mundo vitivinícola.

Durante sus primeros años como profesional, Eugenia Díaz se desempeñó en el área frutícola. A pesar de que su vocación estuvo siempre vinculada al mundo del vino, sostiene que “la crisis del año 1982 no daba opción ni cupo a trabajar en el área vitivinícola”, sin embargo, nunca se desconectó del tema enológico.

Gracias a su esfuerzo y perseverancia, logró ingresar al mundo del vino. “Mi primer trabajo fue en Viña Portal del Alto, por un año y luego concursé para un puesto de bodeguera en la Viña Concha y Toro, quienes después de un año me reconocieron como enóloga, fui la primera mujer enóloga en esta compañía, donde aprendí mucho por ocho años. Posteriormente me fui a trabajar a Viña Morandé, Pelequén”.

Desde entonces, su carrera en el rubro vitivinícola la ha consolidado como una de las profesionales más destacadas del la profesión, con una alta participación en la Asociación Nacional de Enólogos de Chile, entidad de la que recibió el más alto reconocimiento con el Premio al Mérito Vitivinícola en el año 2011, una distinción anual que considera actividad profesional, gremial y empresarial.

Actualmente, entre uno de sus grandes proyectos, destaca el emprendimiento vinícola CONVIVIAL el cual inició hace 10 años. Es un vino tinto Syrah, pensado en conjunto con dos de sus amigas más cercanas, por lo que apunta: “Es un producto hecho con cariño, dedicación, amistad y lo más natural posible, le damos todo el tiempo que requiere para cada etapa, como a un hijo, tratamos de hacer lo que corresponde en oportunidad y forma, sin presiones ni apuros ya que partimos haciendo solo 600 botellas y hoy ya vamos en 2.400”.

¿Cuál es la importancia de emprender en este rubro? 

Más que importancia, es el resultado de tener un producto que nos identifique, que nos alegre el alma. Los enólogos Con el equipo que trabajo en este proyecto trabajamos muchos años haciendo vinos para todos, por lo que siempre nos ponemos en la vereda de los clientes para a la hora de hacer el vino que desean. Creo que este vino, debe ir perfecto Los vinos deben aprobar para pasar todas las pruebas y tests a los que se les somete, y para esto muchas veces debemos tecnificar el vino a tal punto que le quitamos algunas bondades. Este vino, nuestro vino CONVIVIAL, lo hacemos con nuestras manos, como modelando una arcilla, que posiblemente para algunos tendrá mucho de algo y le faltará un poco otras cosas, pero que a nosotras nos deja contentas. Consensuamos que tenga harto de lo que nos gusta para que pueda acompañarnos vivo y alegre por el tiempo que sea posible. Lo vendemos puerta a puerta, entre amigos y familia, no esperamos vivir de sus ventas, esperamos que nos dé alegrías para vivir feliz cada día.

¿Cómo se relaciona la producción de vinos con la identidad nacional? 

Para Chile, el vino es un producto que nos identifica, lo comprobamos cuando viajamos y muchas veces las personas no saben nada de Chile, ni donde queda, pero si saben del vino chileno y la calidad que estos tienen. Es un producto que si nos identifica, así como el cobre. El principal beneficio de nuestro país es que tenemos un excelente clima que permite una bondadosa producción de vinos, con la que cada año podemos alcanzar una alta calidad.

¿Cuál es tu perspectiva futura respecto al rubro? 

Chile tiene una buena posición en este rubro del vino pero debemos trabajar día a día en la promoción de él, ya que no somos el único país productor de vinos. Cada día se agregan nuevos productores, la competencia es fuerte y debemos tener conceptos que nos identifiquen, por ejemplo, explotar nuestra diversidad de paisajes y zonas, en especial las más patrimoniales. La globalización ha permitido estrechar distancias y la comunicación nos tiene conectados con todo el planeta, lo que debemos aprovechar para crear lazos, alianzas y así llegar a mas lugares con nuestro vino chileno, no basta que sea bueno, demos darlo a conocer, para esto es el marketing.

Además, es importante destacar que están probados los beneficios que el consumo moderado de vino puede traer a nuestra salud. Debemos explotar este tema para estimular su consumo, 17 litros per cápita es muy bajo, y un país productor tan importante como Chile debe estimular su consumo, ver cuál es la mejor estrategia para llegar a cada rango etario. El conocimiento del tema puede ayudar, debemos promocionar permanentemente su aporte a la salud y practicar el consumo moderado.